Transporte Marítimo

16 de julio: Día de los Intereses Argentinos en el Mar

16 de julio: Día de los Intereses Argentinos en el Mar

 “La política naval es, ante todo, una acción de Gobierno; pero es indispensable, para que tenga nervio y continuidad, que sus objetivos arraiguen en la Nación entera, que sean una idea clara, un convencimiento de las clases dirigentes, y una aspiración constante de todo el pueblo argentino.” S. R. Storni
El 16 de julio, en homenaje al nacimiento del Almirante Segundo R. Storni, se conmemora el Día de los Intereses Argentinos en el Mar, instituido por el Congreso Nacional mediante ley N° 25.860 del 2004.
La conmemoración de esta fecha permite a los argentinos reconocer la importancia que tiene para nuestro país el extenso espacio marítimo; y recordar a uno de sus hombres más ilustres, quien sintetizó e instaló en la ciudadanía la problemática de los importantes intereses que tenemos en el mar.
Durante toda su carrera en la Armada, Storni fue un brillante oficial dedicado al estudio, destacándose por sus dotes personales y profesionales. Perteneció al Instituto Argentino de Derecho Internacional, a la Sociedad Científica Argentina y al Instituto Oceanográfico Argentino. Una muestra de sus condiciones se rescata de las palabras pronunciadas por el Almirante Juan B. Basso al despedir sus restos: “En todas partes dejó la huella de su aguda inteligencia, de su capacidad de trabajo y de su eficiencia profesional. Su mente selecta sabía aislar lo trascendente de lo superfluo y abarcaba el panorama general de la situación”.
En oportunidad del primer Centenario de la Independencia, el entonces Capitán de Fragata Storni disertó en dos conferencias llevadas a cabo en el salón de actos del diario La Prensa sobre: “Razón de ser de los intereses argentinos: factores que facilitan u obstaculizan el desarrollo del poder naval de la Nación” y “Política Naval Argentina: problemas de la defensa nacional por el lado del mar”. A su vez, fue autor de la publicación “Intereses Argentinos en el Mar”, donde plantearía los lineamientos fundamentales que debía seguir la Nación para perfilarse hacia su proyección marítima e inserción en el mundo.
En dicha obra, el Almirante Storni sostuvo que el poder naval se debía apoyar en tres pilares: la producción, los transportes propios y el comercio. También incluyó a la pesca, los puertos, los canales, el balizamiento, los faros, los astilleros, el turismo y los deportes, es decir, todas las capacidades que tiene una Nación para vivir y actuar en el mar.
De esta manera, el Almirante Storni fue quien impulsó en nuestra sociedad la necesidad de considerar las cuestiones del mar y de avanzar para afianzarlas como políticas de Estado, desafío inmenso en un contexto donde sólo se ponderaba el desarrollo agropecuario, concentrado en la llanura pampeana. Es indudable la importancia de su contribución, alertando sobre el valor de lo que ahora llamamos Intereses Marítimos. Puso de manifiesto todos los problemas relacionados con el mar que tenía nuestro país, cuya sociedad –más allá de la Marina– comenzó a pensar en estos temas gracias a él.
Un país como el nuestro, con una longitud en su línea de costa que supera los 5.000 kilómetros de extensión y una superficie marítima de más de 2,8 millones de kilómetros cuadrados, representa un potencial económico y ambiental muy importante. Además de la responsabilidad asumida de brindar el servicio de búsqueda y rescate de vidas humanas en peligro en un área mayor a los 14 millones de kilómetros cuadrados.
En los últimos 15 años, los Intereses Marítimos en nuestro país han ido adquiriendo una mayor relevancia. Muestra de tal hecho es que se finalizaron los estudios para determinar el límite exterior de nuestra Plataforma Continental y, a su vez, se concretó la iniciativa estratégica Pampa Azul para impulsar la investigación del mar y generar una conciencia marítima.
También se tomaron medidas innovadoras de protección del ambiente marino, estableciéndose las primeras 3 áreas marinas protegidas dentro de la Zona Económica Exclusiva. En materia energética, se otorgó un fuerte impulso a la actividad de los hidrocarburos offshore mediante una licitación internacional con el objetivo de explorar y explotar las cuencas que se encuentran en las aguas más profundas de nuestros espacios marítimos jurisdiccionales.
El mundo de hoy en día reviste una mayor complejidad que hace un siglo y el ambiente marítimo no es una excepción. La presencia de nuevos actores, como los Organismos Internacionales y Organizaciones No Gubernamentales (ONG), presenta un escenario que permite consolidar los intereses argentinos, lo cual demanda un esfuerzo adicional. El tratamiento de los mismos requiere que varias Agencias del Estado trabajen en forma mancomunada y coordinada, porque conviven amalgamados aspectos científicos, ambientales, de la preservación de nuestros recursos, de seguridad de la navegación, energéticos, de formación de la gente de mar y políticas.
Además de la participación de mayor cantidad de actores y de intereses sectoriales, cabe resaltar la pesca, importante fuente de alimentos con perspectivas de potenciarse. Pero la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada socava los cimientos de una utilización sustentable del mar y demanda un aumento de la vigilancia y control de los espacios marítimos de interés nacional, instalando la necesidad de mayores capacidades de una alerta estratégica marítima.
En este sentido, para ampliar las capacidades de la Armada, se encuentran avanzadas las tratativas para la compra de cuatro aviones de exploración P3C ORION de la Armada de los Estados Unidos y, antes de fin de año, está previsto el arribo del primero de los cuatro Patrulleros Oceánicos de Alta Mar (OPV) adquiridos a la República de Francia.
Generar una fuerte conciencia marítima en la sociedad servirá para advertir las actividades que demandan poseer una Armada con las capacidades para vigilar, custodiar y defender los espacios marítimos y los objetivos estratégicos.
Así, los Intereses Marítimos continúan siendo objeto y, a la vez, instrumentos de la Defensa Nacional. La realidad demuestra que los conceptos del Almirante Storni de 1916 mantienen plena vigencia en la actualidad. Es imperativo conocer y cuidar nuestro mar, fuente de recursos y oportunidades para todos los argentinos y para nuestra posteridad. Fuente: SGNA Prensa



Enviar la Noticia a un Amigo

Recomendar a un Amigo




Newsletter