Transporte Marítimo

COSCO-OOIL: Conclusión de acuerdo aún en dudas A fines de junio finaliza el plazo para completar la compra

COSCO-OOIL: Conclusión de acuerdo aún en dudas A fines de junio finaliza el plazo para completar la compra
Quedan apenas dos semanas para que se complete el plazo para la compra de OOIL por parte de COSCO y aún persisten las dudas sobre si la naviera china podrá completar la adquisición en el tiempo estipulado, de acuerdo al último reporte de análisis de Alphaliner.
COSCO anunció su intención de adquirir la hongkonesa en julio de 2017, a un valor propuesto de US$6.270 millones. En aquel entonces se estipularon cinco precondiciones para completar la compra, pero a la fecha solamente se han cumplido cuatro de estos mandatos. La condición final consiste en la aprobación de la transacción por parte del Ministerio de Comercio chino (MOFCOM), la cual aún no ha pronunciado su veredicto. Se suma al suspenso el cumplimiento de los requerimientos del Comité Extranjero de Inversión de Estados Unidos (CFIUS), el cual también podría empañar la finalización del proceso.
¿Qué pasaría si…?
En el caso de que COSCO no logre completar la adquisición antes del 30 de junio deberá indemnizar a OOIL con un pago de US$253 millones. Solo si los requerimientos antes mencionados siguen pendientes al término del plazo, COSCO podría librarse de cancelar la multa. Sin embargo, ambas compañías cuentan con el recurso de extender el plazo más allá del 30 de junio, pero el problema con esto es que el retraso en la fecha límite podría afectar el valor de la acción de OOIL.
La aprobación CFIUS pareciera ser la más compleja y COSCO ha mantenido total hermetismo respecto del estado de avance.
La arista LBCT
De acuerdo al reporte Alphaliner, COSCO habría propuesto no adquirir el terminal de contenedores Long Beach, propiedad de OOCL –filial de OOIL- para aquietar las inquietudes del CFIUS, pero esto podría resultar más complejo. No está claro por qué las autoridades estadounidenses perciben la propiedad de LBCT por parte de COSCO como un “riesgo de seguridad nacional”, ya que nunca ha sido el caso ante la actual propiedad de OOCL. Es más, COSCO ya controla dos terminales de contenedores en Los Ángeles/Long Beach y nunca ha sido tema de preocupación de seguridad nacional.
También es difícil justificar la preocupación sobre un poder de mercado dominante. Aun cuando LBCT fuera a pasar bajo el control de COSCO, el escenario del puerto Los Ángeles/Long Beach es uno de los más fragmentados en todo el país, con más de 13 terminales en operación y donde la combinación entre los terminales COSCO-OOCL sería de apenas tres sin superar el 30% de la capacidad. El riesgo es más alto por el lado de que COSCO decidiera poner fin a su concesión en otros terminales en California, cuyo plazo termina en 2022.
El caso de Ocean Network Express (ONE) podría servir de ejemplo, ya que en abril pasado tomó control de NYK Yusen Terminals, MOL Trapac Terminal y el Terminal ITS de K Line, todos en el puerto de Los Ángeles/Long Beach.
Fuente: mundomaritimo.cl 


Enviar la Noticia a un Amigo

Recomendar a un Amigo




Newsletter