Cruceros

Dietrich: "Antes Argentina era el problema, y ahora es el ejemplo"

Dietrich:

por Agustín Barletti - Fort Lauderdale - Enviado especial
Baja de costos portuarios, menos burocracia y mayor conectividad aérea despertaron un renovado interés de las compañías de cruceros en la Argentina.
Desde hace 15 años, Transport & Cargo cubre el Seatrade Cruise Global. Durante más de una década, los referentes de la industria de cruceros se preguntaban para qué Argentina participaba con un stand, si su política de espaldas al mundo expulsaba buques y pasajeros. Esto cambió en los últimos dos años, el gobierno nacional se acercó al sector y se interesó en las medidas a tomar para despertar nuevamente su interés. La lista era larga y tenía que ver principalmente con burocracia y altos costos portuarios. Ahora, la reducción de la tasa por pasajero, unificación de tasas migratorias, bajas en tarifas de practicaje, remolque y combustible logaron que el stand de Argentina virtualmente explotara de reuniones y consultas.
El ministro de Transportes, Guillermo Dietrich, presidió la delegación argentina y expresó sus impresiones al respecto.
-¿Cuál es el primer balance de esta presencia en el Seatrade Cruise Global?
-La receptividad que tuvimos fue impresionante. Los armadores de cruceros reconocen que se han reducido enormemente los costos y coinciden en su pasión por la Argentina como destino turístico. Aprovechamos esta oportunidad que hemos desperdiciado durante tantos años por un gobierno que no quería relacionarse con el mundo.
Antes la Argentina era el problema de la región, habida cuenta que los itinerarios de los cruceros la conectan con sus vecinos Uruguay y Brasil, pero hoy es vista como el ejemplo a seguir. Todos reconocen la vocación de un gobierno abierto al diálogo, que escucha los problemas y los soluciona.
Ahora los cruceros son una política de estado al punto que este stand argentino es también compartido por la autoridad de los puertos de Madryn y Ushuaia. Designamos un project manager en el gobierno nacional para desarrollar este rubro. Tenemos una mesa con el sector a la que asiste periódicamente el presidente para ver cuáles son los temas que demanda la industria. El objetivo de un millón de pasajeros lo vamos a lograr durante los próximos cuatro años.
-¿Hubo anuncios concretos respecto a aumento de recaladas?
- Gianni Onorato, CEO de MSC Cruceros confirmó que incrementarán en un 75% la cantidad de pasajeros transportados al puerto de Buenos Aires respecto de la temporada anterior. Los 83.325 pasajeros que llegaron en 2016/2017 pasarán a 145.000. Para el 2019/2020, harán 20 recaladas más en el puerto, y además traerá dos nuevos crucero. Asimismo, muchas compañías expresaron su deseo de contratar personal argentino para sus tripulaciones. También visitaron nuestro stand las principales autoridades de Royal Caribbean Cruises, Costa y Aida Cruises, Norwegian Cruise Lines, Crystal Cruises, Holland America Group y compañías de cruceros antárticos (Quark, Ponant, Salén Ship Management, CMI y Sealand). Pudimos mirarlos a los ojos y decirles que aquello que nos comprometimos a hacer lo hicimos.
-¿La próxima licitación del puerto de Buenos Aires contempla un espacio para cruceros?
-El puerto de Buenos Aires se adaptará a las necesidades actuales y futuras en cuanto al tamaño de los buques y tendrá una terminal independiente para cruceros. Esto fue muy valorado por los operadores.
-¿Existen nuevos mercados por explotar?
-Se está poniendo el foco en los cruceros antárticos donde el país tiene una potencialidad enorme.
Hoy Ushuaia recibe 25 cruceros con derrotero final la Antártida. A partir de la temporada 2018/2019 serán 33 y en dos años 37. Estos cruceros son uno de los productos más sofisticados al cual concurren pasajeros de alto poder adquisitivo de todas partes del mundo.
En este desarrollo, uno de los grandes limitantes era la conectividad aérea. Si no creciera como lo está haciendo, algo que fue valorado por la industria, perderíamos esta oportunidad. A su vez, mayores frecuencias y aerolíneas low cost posibilitan que el turista, una vez culminado su crucero, aproveche para conocer otros lugares del país. Durante nuestro gobierno se lanzaron 133 nuevas rutas aéreas, de las cuales 84 conectan las provincias entre sí o con el exterior sin hacer trasbordo por Buenos Aires.
Ya empezaron a volar nuevas líneas aéreas como Avianca, FlyBondi, Azul, Norwegian, y Ethiopian. Estas medidas que estamos tomando, como la llamada "revolución de los aviones", se terminan vinculando entre sí. Y lo que finalmente se busca es la generación de más empleo.
Fuente: T&C, en cronista.com 



Enviar la Noticia a un Amigo

Recomendar a un Amigo




Newsletter