Medio Ambiente

El futuro del Acuerdo de París se discute en Polonia

El futuro del Acuerdo de París se discute en Polonia

 Se busca acordar el reglamento para cumplir con lo pactado en la capital francesa en 2015. El rol de la Argentina.
La cumbre de cambio climático o COP24 lleva ya una semana de discusiones en Katowice, Polonia. En rigor, los debates entre los 196 países firmantes del Acuerdo de París cumplen casi tres años. Entonces: ¿cuál es la importancia de esta reunión multilateral? Es fundamental, ya que para el fin de semana próximo debería estar avanzado el libro de reglas que permitirán transformar las palabras en hechos.
Los países se comprometieron a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero que son las que causan el clima extremo que ya se siente y cada jurisdicción anunció su aporte; pero falta determinar cómo se miden de forma transparente para que puedan ser comparables.
¿La mala noticia? Con los compromisos asumidos por los países la temperatura promedio global del planeta superaría los 2ºC a fines de siglo, una barrera puesta por la mayoría de los científicos del mundo que permitiría a las especies, incluida el hombre, sobrevivir en un hábitat no tan diferente al de hoy. Y los países deberían triplicar sus esfuerzos, según la ONU, para poder conseguirlo. Pero primero, lo primero: definir las reglas y para 2020, aumentar la ambición para acelerar el proceso de descontaminación.
¿La buena? Aún quedan 12 años para poder lograrlo, según las estimaciones de António Guterres, secretario General de las Naciones Unidas. "Pido a todos los líderes que vengan a la cumbre preparados para abordar no sólo su progreso hacia el logro de sus objetivos en virtud del Acuerdo de París, sino también para delinear sus planes y su progreso hacia el aumento de su ambición", dijo hace unos días y no se cansa de repetir que de eso depende la aceleración de la acción climática. La principal medida que deben adoptar los países es descarbonizar sus economías: esto significa reducir drásticamente el consumo de petróleo, gas y carbón. También planificar y cambiar los usos del suelo: frenar la deforestación, por ejemplo.

En total son 196 los que firmaron el Acuerdo de París (Reuters)

En este contexto internacional, la Argentina también cumple su rol: aunque en términos globales aporta el 0,5% de los gases de efecto invernadero, el aporte per cápita es de 8 toneladas de CO2 equivalente, algo similar a lo que aporta cada europeo. El compromiso local asegura que el país reducirá sus emisiones en un 18% para 2030 respecto de 2010; la cifra aumenta al 37% si recibe financiamiento internacional para conseguirlo.
Carbon Action Tracker, una ONG que mide y evalúa los aportes planetarios, sostiene que esa ambición es "altamente insuficiente" para frenar el calentamiento en menos de 4ºC. Por el momento, el gobierno no planea aumentar su ambición ya que fue el primer país en hacerlo, en 2016. Esos planes quedarán para 2021. Uno de los aspectos negativos que esa organización señala respecto de la Argentina es la explotación del shale oil y shale gas de Vaca Muerta. Científicos y ambientalistas aseguran que para 2040 hay que abandonar los combustibles fósiles.
"Nosotros somos una parte de este proceso, durante esta reunión se debate la reglamentación de un acuerdo del cual Argentina forma parte. Respecto de los compromisos, no terminan de ser del todo ambicioso, según lo que demuestran los análisis, pero implican transformaciones en eficiencia energética, protección de bosques y movilidad. Para los ciudadanos es importante ya que tiene que ver con controlar que Argentina cumpla, porque es el camino para limitar el cambio climático, que es insuficiente pero al menos es un camino", explicó a Infobae Inés Camilloni, experta del Centro de Investigaciones del Mar y de la Atmósfera de la UBA, científica del Conicet y parte de los científicos que colaboran con el Panel Intergubernamental de Cambio Climático.
El Índice de Riesgo Climático Global elaborado por Germanwatch, que se conoció la semana pasada, indica que la Argentina pasó de estar en el puesto 89 al 49 el año pasado. Y en términos de pérdidas económicas a causa del cambio climático, el cálculo es de USD 1.565 millones en pérdidas. Esto se debe principalmente a las graves inundaciones en amplias zonas de las regiones productivas del país y, paralelamente, a la sequía, en otras.
"La COP24 tiene que redoblar esfuerzos para abordar adecuadamente pérdidas y daños que aparecen como una cuestión transversal a la que se hace referencia en las distintas corrientes de negociación -con un riesgo significativo de que se omita en el texto final de la negociación-. Los riesgos de futuras pérdidas y daños relacionados con el clima son demasiado graves para funcionar simplemente como material de negociación", se lee en el informe distribuido a la prensa por Germanwatch. A nivel global, en los últimos 20 años, más de 526.000 personas murieron como consecuencia directa de más de 11.500 fenómenos meteorológicos extremos.

El ex gobernador de California, Estados Unidos, Arnold Schwarzenegger participa de la cumbre (Reuters)
En representación de la Argentina está en Polonia el secretario de Ambiente, Sergio Bergman que, en diálogo con Infobae, aseguró que se trabajará proactivamente en la agenda de la COP24: "Este libro de reglas permitirá el trabajo y ejecución del Acuerdo de París para los años venideros, por eso para Argentina junto con el grupo ABU que incluye a Brasil y Uruguay, la prioridad para esta reunión es ser proactivos apoyando a la presidencia para lograr el acuerdo sobre el libro de reglas. En este sentido estamos dispuestos a flexibilizar algunas de nuestras posiciones en pos del acuerdo siempre y cuando se respete la integridad ambiental del mismo. Ello implica, por ejemplo, tener reglas claras de contabilidad sobre reducciones y absorciones de gases de efecto invernadero, evitando la doble contabilidad, y asegurar que la información presentada sobre emisiones de cada país sea clara y comparable y comprensible por todos los demás países, permitiendo así a cada país mostrar claramente sus esfuerzos tanto en mitigación, como en adaptación".
Esta cumbre fue precedida por un reporte científico que marcó un hito: el Reporte Especial 1.5ºC que indica que, si no se hace nada, el aumento global de la temperatura llegará entre 2030 y 2050 y no a fines de siglo. Esto implica urgencia. Es por eso que, además del reglamento, en Katowice se darán a conocer tres declaraciones: Transición Justa, que se refiere al recambio y adaptación del mercado laboral en el camino a la descarbonización; otra sobre Movilidad sostenible y la tercera, sobre Protección de Bosques. Fuente: INFOBAE, Por Laura Rocha

 



Enviar la Noticia a un Amigo

Recomendar a un Amigo




Newsletter