Economía

El uso del GNL, una energía limpia que puede potenciar el desarrollo económico de Argentina 

El uso del GNL, una energía limpia que puede potenciar el desarrollo económico de Argentina 

Por Violeta García //
 
Una salida a la crisis económica del país, que integre el cuidado al medio ambiente, genere empleos y potencie la industria nacional, fue el eje de la presentación desarrollada por la abogada maritimista Verónica Iesu y el titular del Centro de Patrones, Cap. Julio González Insfrán, en el segundo Webinar de Buques y Puertos sustentables para una nueva marina mercante nacional, transmitido por Globalports Canal en YouTube y redes sociales. 
 
El Proyecto de buques sustentables, promovido por el Cap. Julio González Insfrán y por un grupo de profesionales y empresarios argentinos, surge a partir de observar los avances sobre energías limpias en el mundo. Este equipo de profesionales y empresarios sostiene que Argentina puede ser un referente regional si se convierte en el primer país que utilice combustibles alternativos, que respeten el medio ambiente.  
 
 “En este mismo sentido- expresó Verónica Iesu-  la Industria Naval debe introducir la práctica de la llamada gestión sostenible encontrando soluciones que concilien la economía, el desarrollo social y el respeto al medio ambiente, mejorando la calidad del aire. Esto implica que las navieras tendrán que tomar importantes decisiones con el fin de cumplir con los nuevos requerimientos internacionales” 
 
Verónica Iesu dijo que, de acuerdo a la enmienda al Anexo VI de la MARPOL -Convención sobre la prevención de la contaminación por los buques-  que entró en vigor el 1º de julio de 2010; se han establecido las “zonas ECA” o áreas de control donde los buques deben reducir o filtrar sus emisiones de azufre de manera significativa. Las zonas ECA se encuentran ubicadas en áreas del Mar Báltico, del Mar del Norte, de Norteamérica y del Caribe de EEUU 
 
También se cuenta con la Regulación IMO 2020, creada por la OMI con el objetivo de reducir la contaminación, proteger la salud pública y cuidar el medio ambiente. Esta normativa limita el contenido de azufre en los combustibles del transporte marítimo, pasando de un 3.5% en aguas internacionales, al 0.5% a partir de enero del 2020.   
 
Iesu, presentó las 3 alternativas propuestas por los expertos para cumplir con la normativa de la IMO: 
1. Uso de depuradores o “scrubbers”, que consiste en una tecnología de limpieza de emisiones para eliminar los contaminantes de los gases de escape. El proceso de instalación de los depuradores es limitado y costoso, implicando un aumento en los costos operativos. 
2.  Cambio a un combustible con bajo contenido de azufre VLSF (Very low shulpur). Este combustible es de alto costo y con una disponibilidad y especificaciones incierta para el uso en motores marinos. La industria petrolera necesitaría adaptar las refinerías y cadenas de suministros, costos que muy probablemente se trasladen al mercado. 
3. Introducción del Gas Natural Licuado –GNL- como combustible para los buques.  Esta es la solución técnica y económicamente más viable. Responde a los objetivos de las políticas para mejorar la calidad del aire. Es un tipo de energía económicamente competitiva con baja intensidad de carbono. 
El GNL se adapta al perfil de “buques verdes” reduciendo el CO2 en un 25% y eliminando otro tipo de emisiones perjudiciales para la salud.  Además, es el combustible más limpio en comparación con cualquier otro combustible fósil. 
 
“Por esta razón el GNL se está utilizando en todo el mundo - explico Verónica Iesu -  sobre todo en Europa, donde se tomaron los principios de la normativa de la OMI para elaborar el Proyecto Costa, que reúne a diferentes países europeos.  Argentina cuenta con la ventaja de tener importantes reservas de gas, por lo que según lo planteado por Iesu, podría convertirse en un  Hub logístico captador de tráficos de aprovisionamiento de GNL y para ello resulta de vital importancia la coherencia entre las diferentes políticas relacionadas con el transporte, la energía y el medio ambiente” 
 
 “Debemos comprometernos a brindar a nuestra industria naval las posibilidades de una transición exitosa hacia buques de energía limpia eficiente. Debemos apuntar a un crecimiento sostenible, a una economía más competitividad que haga un uso eficaz de sus recursos. Estamos convencidos de que esto va a llevar a Argentina a prosperar en un mundo con pocas emisiones de carbono, con recursos limitados” dijo Iesu, agregando la importancia de ésta perspectiva en un escenario pospandemia, donde será importante evitar la degradación del medio ambiente, la pérdida de la biodiversidad y un uso no sostenible de sus recursos. 


 
Por su parte el Cap. González Insfrán, hizo énfasis en que Argentina debe evolucionar con el resto del mundo, esto es lo que pasa con la evolución a energías limpias como combustible.   
  
“Con el proyecto de buques a GNL, tenemos un producto que es altamente ecológico porque elimina la emisión de azufre y la emisión de gases contaminantes a la atmósfera. Es altamente ecológico, cumple con todos los requisitos exigente máximo de la OMI, pero además es 68% más barato que cualquier otro combustible” afirmó González Insfrán. 
 
Otro aspecto que resaltó el Cap. González Insfrán, fue la necesidad de generar fuentes de trabajo, lo cual se podría hacer si se potencia la industria naval argentina, así como la Marina Mercante Nacional.  Según lo planteado por González Insfrán, evolucionar a energías limpias, al uso del GNL en el país, es una medida que puede generar muchas oportunidades laborales y potenciar la industria nacional. 
 
“Lo que estamos necesitando- culminó Insfrán - es una fuerte decisión política del gobierno, que asuma esta responsabilidad y ponga todo lo suyo para poner en marcha este proyecto.  Por esto nos reunimos con los funcionarios de gobierno, porque es una alternativa para generar fuentes de trabajo, una solución para la crisis del país, para bajar costos, en definitiva, un buen negocio para Argentina” 
 





Enviar la Noticia a un Amigo

Recomendar a un Amigo




Newsletter