Transport & Cargo

Se contrae el déficit comercial con Brasil

Se contrae el déficit comercial con Brasil

Se produjo una marcada retracción del rojo, que se ubicó en u$s 200 millones, un 75% menos que los casi u$s 800 millones del mismo mes de 2017.
Los nuevos datos publicados por el Ministerio de Industria brasileño muestran que en julio se produjo una marcada retracción del rojo comercial con Brasil, que se ubicó en u$s 200 millones (75% menos que los casi u$s 800 millones del mismo mes de 2017). Así, el acumulado de 2018 (de acuerdo a esta fuente) asciende a u$s 3.899 millones, un 13,7% menos que en 7 meses de 2017. Esto se da como consecuencia de un fuerte aumento de las
exportaciones del mes de julio (+33,2% ia, acumulando así un alza de 14,9% interanualentre enero-julio), frente a un retroceso de 23,9% ia en las importaciones desde el país vecino (apenas +1.8% en lo que va del año). Tras la estabilización de junio (el rojo acumulado había retrocedido 0,4% en perspectiva interanual) termina así un ciclo de más de tres años de ensanchamiento del déficit bilateral.
Según un informe de la consultora ABECEB, las exportaciones a Brasil (apuntaladas principalmente por las ventas de automóviles, trigo en grano, vehículos de carga, maíz, aluminio y otros cereales) vienen siendo sistemáticamente superiores al resto de los principales destinos de los productos argentinos. Para contextualizar: de acuerdo a los datos de Indec para el primer semestre del año, las ventas argentinas al gigante sudamericano crecieron 19,7%, mientras las propias a China se contrajeron 21,5% y los envíos al NAFTA (México, EEUU y Canadá) cayeron 3,7%. Unión Europea y ASEAN (emergentes asiáticos) captaron más productos argentinos que en 6 meses de 2017, aunque su dinámica no fue tan sorprendente: +4,4% y +14,1% respectivamente. La raíz de esto se explica en parte por la menor sensibilidad de las exportaciones bilaterales al fenómeno sequia: 66% de las exportaciones a Brasil son manufacturas industriales. Más aún, los principales bienes agroalimentarios (trigo, cebada) fueron de los cultivos menos afectados por la sequía en el campo argentino.
Independientemente de los fenómenos macro, la relevancia de la dinámica del intercambio automotriz en el comercio bilateral (y si bien el sector es también afectado por las condiciones económicas) es también necesario contemplar hechos puntuales del rubro que son explicativas del comportamiento de las exportaciones, como el inicio de los envíos de modelos nuevos (como el Chronos de FIAT, que representa 20% de los envíos de automotores). Es de notar también que los patentamiento en Brasil crecieron en el mes a un ritmo superior de la media anual.
Complicado
La Argentina viene de dos meses con las cadenas de suministro bastante complicadas como consecuencia de la huelga de transportistas en Brasil, por lo que en el margen los buenos registros pueden atribuirse en parte a la
satisfacción de demanda postergada por la imposibilidad del traslado de mercancías. En contrapartida, el anémico comportamiento de las importaciones desde Brasil se encuadra en un contexto general de retracción del nivel de actividad y depreciación nominal del peso. En este sentido vale mencionar que, en términos reales, el peso argentino se debilito 14% frente al Real entre abril y julio.
Con todo, viendo el déficit bilateral acumulado en los últimos 12 meses, éste se encuentra ya bastante por debajo de los u$s 8.000 millones registrados en 2017, y seguramente seguirá contrayéndose considerando la debilidad de la demanda interna argentina de cara a los próximos meses y las altas bases de comparación (recordemos que en el segundo semestre de 2017 el rojo mensual bilateral fue elevado, al promediar más de u$s 700 millones versus un déficit promedio de u$s 360 en los últimos dos meses de este año).
Ayudará también a que el rojo comercial siga declinando el hecho de que algunos productos de relevancia (químicos y plásticos, por ejemplo) verán una mayor posibilidad de inserción en el mercado brasileño vía precios.
De esta manera, se suman señales de que el ajuste externo ha comenzado. Así lo mostraron los datos del Mercado de Cambios; se ve también en comercio bilateral y total y seguramente se consolidará este escenario al publicarse los datos de la cuenta corriente. Fuente: Transport & Cargo, El Cronista



Enviar la Noticia a un Amigo

Recomendar a un Amigo




Newsletter